CONSEJOS

 

En esta nueva sección vamos a poner una serie de consejos básicos para desarrollar distintas actividades de aventura.

Esperamos vuestras aportaciones en: info@kirik

 

MONTAÑA

CONSEJOS DE SEGURIDAD

  Comunicar a la familia la ruta prevista.
•  Usar siempre botas de monte, con un poco de tacón y de un número mayor que el utilizado para zapato. Porque el pie va más sujeto, se pisa seguro y se cansa menos. Porque protegen de las posibles mordeduras de reptiles. Porque se agarra mejor a la roca. Porque no cala
•  Llevar siempre anorak o chubasquero
•  Mínimo equipaje en la mochila para no sobrecargarse de peso
•  Chocolate o frutos secos resultan adecuados para la comida
•  Calcular bien las fuerzas
•  Agua
•  Procurar que el regreso siempre sea en descenso
•  En caso de niebla, si no se está muy seguro de la ruta, es siempre preferible detenerse y esperar.
•  Extremar al máximo las precauciones. Más vale no hacer una ruta que arriesgarse a sufrir un accidente.
•  En invierno, llevar siempre ropa de abrigo y un buen saco de dormir. Aunque las previsiones meteorológicas sean muy optimistas, el tiempo en la montaña cambia muy rápidamente y nos puede coger una nevada o unas temperaturas muy bajas.
•  Llevar siempre comida abundante y una buena cantidad de agua. En verano las fuentes escasean en algunas rutas y no siempre podremos aprovisionarnos de agua.
•  Comer y beber cada poco tiempo. Una pájara en mitad de una ruta es una experiencia que no recomiendo a nadie.
•  En principio, y como toma de contacto con un macizo que no conocemos, empezad haciendo las rutas más fáciles. Os van a servir para conocer la zona y luego dependiendo de vuestras capacidades podéis aumentar la dificultad de las rutas.
•  A ser posible, cuando hagáis rutas poco transitadas, id con una persona que conozca la zona, y si esto no es posible, conseguir un buen mapa.
•  No está de más que alguien ajeno a la excursión sepa la ruta que vamos a realizar y a que hora tenemos previsto volver, por si nos ocurre algo o nos perdemos, sobre todo en invierno.
•  No sobrestiméis vuestro fondo físico. Más vale quedarse corto en la longitud de la ruta escogida que largo.
•  No tiréis nada al suelo. Todos los productos que utilicéis (papel aluminio, latas, cajetillas de tabaco,...) no los tiréis al final del uso. Metedlo en una bolsa y tiradlo en la papelera del pueblo más cercano. No convirtamos la montaña en un basurero.

 

ORIENTARSE OBSERVANDO

•  A plena luz del día podemos orientarnos bien por el sol. Para ello hay que saber que aparece por el Este y se oculta por el Oeste. Al medio día indica el Sur.
•  De noche recurriremos a la estrella Polar (Hemisferio norte).
•  En los árboles aislados el musgo aparece en la parte expuesta al Norte, mientras que en la parte expuesta al Sur es menos abundante (lo mismo sucede en las rocas y muros de piedra).
•  La puerta de los hormigueros y las cuevas de los grillos, así como de otros animales suelen generalmente mirar al Sur, ya que reciben directamente los rayos solares y están protegidos contra las lluvias.
•  En las iglesias antiguas si nos situamos en la puerta y miramos hacia el altar estaremos en dirección Este. La nieve en las laderas de las montañas desaparece primero en la parte expuesta al Sur.

 

¿COMO PREDECIR EL TIEMPO?

•  El aumento rápido de cirros anuncia un empeoramiento del tiempo.
•  Los halos que empañan el Sol o la Luna indican temperaturas muy bajas a alturas superiores a 7.000 m. Y anuncian perturbación meteorológica con 2 ó 3 días de anticipación.
•  Las nubes de desarrollo vertical de color gris plomo anuncian tormenta cercana.
•  Niebla y rocío abundante por la mañana anuncian buen día.
•  Noche de Luna brillante o muy estrellada pronostica helada.
•  Si se cruzan en el cielo nubes a distinta altura, el mal tiempo está muy próximo.
•  Si los reactores dejan una amplia estela –peor cuanto más abierta y larga- el mal tiempo llegará en las próximas horas. Si no deja traza alguna el buen tiempo durará todo el día.
•  Otras señales de mal tiempo:
- El vuelo rastrero de las golondrinas
- El vuelo alto y hacia tierra de las gaviotas
- La inquietud del ganado
- El canto del gallo a deshora

 

¿QUE HACER EN CASO DE TORMENTA ELÉCTRICA?

•  Evitar destacarse sobre el paisaje circundante, como sucede si uno está de pie en la cumbre de una colina, en medio de un descampado.
•  Alejarse de vallas metálicas, alambres, tuberías, carriles y todo objeto de metal que pueda atraer los rayos y llevarlos a cierta distancia.
•  En campo raso, no guarecerse dentro de pequeños cobertizos aislados u otras estructuras semejantes.
•  En un bosque, buscar un terreno lo menos elevado posible y refugiarse allí bajo un grupo de árboles pequeños. En zonas más abiertas, búsquese una hondonada o un valle. Téngase en cuenta la posibilidad de repentinas crecidas o inundaciones.
•  Quien se encuentre verdaderamente lejos de todo asilo, en un llano o pradera, y nota que se le erizan los cabellos (señal de que un rayo está a punto de caer) arrodillarse y doblar el cuerpo hacia adelante. No tenderse en el suelo a todo lo largo. Otra recomendación es ponerse a la pata coja ya que científicamente la diferencia de potencial (que es lo que atrae a los rayos) disminuye, (cuantas menos partes de nuestro cuerpo tengamos tocando el suelo más posibilidades tendremos de evitar el rayo).
•  Las personas alcanzadas por un rayo reciben una fuerte sacudida eléctrica y sufren a veces graves quemaduras, pero no quedan cargadas de electricidad y se las puede tocar sin peligro. Tomando prontas medidas, es posible reanimar incluso a alguien alcanzado por un rayo.

 

INCENDIOS FORESTALES

•  Atentos a nubes negras que permanezcan fijas en una zona y parezcan ondular hacia arriba, al contrario de las auténticas nubes de lluvia o tormenta.
•  Cuando se camina a favor del viento, a menudo se huele el humo antes de verlo. En tal caso determínese la dirección del fuego para huir de él.
•  Yendo a pie, no tratar de correr más de prisa que el fuego si éste se encuentra ya muy cerca. Dirigirse al río o riachuelo más próximo aunque haya que cruzarlo de cara al incendio, metiéndose en seguida en el agua y alejándose de los sectores inflamables de la orilla. Cerciorarse de que todas las partes de la ropa y el cuerpo están bien húmedas. Las piedras de la orilla pueden llegar a quemar y el agua se pondrá también más caliente.
•  Evitar el pánico. Sólo un incendio de enormes proporciones podría calentar el agua más allá de lo soportable, y ello tratándose de aguas muy poco profundas y relativamente estancadas.
•  Respirar a través de una tela mojada (pañuelo, camiseta, etc.) para defenderse del humo.
•  Permanecer quieto y, dentro de lo posible, respirar con normalidad, ya que el fuego absorberá parte del oxígeno ambiente.
•  En la imposibilidad de alcanzar una corriente de agua (o un terreno bajo y pantanoso), a uno le vendrá tal vez la idea, según lo profundo e intenso del incendio, de improvisarse sobre el terreno mismo una «isla» o cortafuego. A decir verdad, esto puede resultar útil cuando el siniestro es de poca monta (arbustos, maleza...), pero de nada le servirá a quien esté rodeado de un gigantesco muro de fuego. Se actúe como se actúe, no refugiarse en cuevas poco profundas. Si uno no muere sofocado por el humo, acabarán con él el calor y la falta de oxígeno.

 

PIRAGÜISMO

CONSEJOS DE SEGURIDAD

•  Es recomendable saber nadar.
•  Procura no salir solo. Si lo haces, informa siempre a alguien de en que zona vas a estar.
•  No salgas con condiciones meteorológicas adversas e infórmate de que previsión hay.
•  Utiliza siempre el chaleco salvavidas.
•  Coloca elementos de flotabilidad extra (globos) en el interior de tu piragua.
•  Lleva siempre un gorro o sombrero en días soleados.
•  Utiliza siempre casco si practicas en aguas bravas.
•  Se realista con tus posibilidades físicas y técnicas. No te dejes arrastrar por el grupo.
•  Viste adecuadamente respecto al clima, sobre todo con frío.
•  Procura llevar siempre un calzado.
•  Acostumbrar a llevar al menos una cuerda de seguridad en el grupo.
•  Si un paso no tiene buena visibilidad previa para conocer su dificultad y definir una trayectoria, desembarcar y observarlo desde la orilla.
•  Si un paso no lo ves muy claro, portea. O si antes de bajar un río, o ya bajándolo, te das cuenta que está por encima de tu nivel, déjalo por ese día. No te dejes llevar por el grupo.
•  Especial atención en un río con crecida (agua marrón). Las orillas tienden a desaparecer y arrastra troncos, ramas, piedras etc. que pueden resultar peligrosos. Se reserva para los muy expertos.
•  Evita el franqueo de presas. La retorna de una presa puede convertirse en una trampa mortal. No vale la pena arriesgarse por la sensación de un simple salto. Ayuda a tus compañeros en una situación de nado o dificultosa, ellos van hacer lo mismo por ti.

 

EQUIPO NECESARIO

•  La pala: doble para kayak o simple para canoa.
•  El chaleco salvavidas: no importa que sepas nadar.
•  El cubrebañeras: cierra la bañera y evita que entre agua en el interior.
•  El calzado: puede ser desde unas sandalias de agua hasta unos escarpines de neopreno.
•  El casco: sólo en aguas bravas.

 

EQUIPO NECESARIO CUANDO HACE FRIO

•  La camiseta térmica: una doble piel.
•  El neopreno: sin mangas, para tener libertad de movimientos.
•  El anorak: para guardar el calor interior y protegerse de la brisa, el agua...

 

ANTES DE IR POR PRIMERA VEZ AL AGUA

•  Personaliza la piragua: regula el reposapiés, teniendo en cuenta que las rodillas tienen que estar separadas y en contacto con la piragua. No juntas y en el aire. Adapta también la riñonera para que te ofrezca un buen apoyo.
•  Calces: sobre todo en piraguas de aguas bravas, es importante disponer calces laterales en el asiento para no “bailar” en él, mejorando el control.
•  Globos: colócalos en la proa y popa e hínchalos. Pero no demasiado, con el calor se pueden dilatar y deformar la piragua.
•  Elige un lugar de aguas tranquilas (sin olas, corriente, viento...) para tu primer contacto.

 

ATENCIÓN ESPECIAL EN AGUAS BRAVAS

•  La práctica en aguas bravas implica un gran disfrute, emociones, contacto con la naturaleza, fusión con el medio, aventura, compañerismo etc. Pero también el aprendizaje de una técnica específica y el conocimiento de unas normas de seguridad.
•  ATENCION: no puedes lanzarte de primeras y de forma autodidacta y temeraria a descender un río de aguas bravas. Es importantísimo que te inicies a través de alguna escuela de kayak o que contactes y te unas a un grupo de piragüistas ya experimentados con los que puedas hacer salidas. Por favor, en las aguas bravas, no vayas por libre.

 

MOUNTAIN BIKE

•  Nunca vayas sólo, un compañero te puede sacar de más de un apuro
•  Utiliza siempre el casco, recuerda que te puede evitar un buen golpe en la cabeza (te lo digo por experiencia)
•  Lleva siempre contigo suficiente agua y comida (dulces, frutos secos, etc)
•  Dosifica las fuerzas, piensa que el tramo más duro siempre está por llegar y que además hay que regresar
•  Lleva siempre un kit de herramientas básicas, un pinchazo es lo más normal, por lo que no te pueden faltar parches, desmontables y una bomba, también es conveniente llevar llaves allen, una pequeña llave inglesa y un pequeño alicates.
•  Disfruta del paisaje, una de las cosas más bonitas del mountain son los paisajes por los que se realiza
•  Condiciones meteorológicas y de seguridad: Intentaremos no circular por la carretera cuando el estado de esta no sea el más conviente, tal como si el pavimento está mojado a causa de la lluvia, o si esta nevado. Vigilaremos los desplazamientos laterales producidos por las rachas de viento, y mantendremos la distancia de seguridad con otros vehículos de la vía.
•  Por último, no olvides que tú eres el más vulnerable en carretera, permite a los demás que puedas ser visto con antelación sobre todo si circulas de noche o en lugares de poca visibilidad.